2008/08/05

Trabajo (el mio no)

Debería fustigarme por hablar de "trabajo" (como digo en el título: en general, no del mio) durante las vacaciones. Me lo apunto para luego.

Hace unos días llegué a este artículo renegando del trabajo femenino. Se puede ver por mi comentario que no me gustó mucho, y uno de los enlaces que puse a otro artículo de 43folders donde se cita un tercer (¿o cuarto?, perdí la cuenta) artículo del Washington Post.

Arf; en los 3 artículos se ven 2 posturas sobre el trabajo que existen desde casi el principio de las civilizaciones actuales: el trabajo es malo Vs. el trabajo es bueno.

Los partidarios de que el trabajo es bueno, afirman que trabajar es lo que hace que el hombre sea persona, o como puso Quino en una de sus tiras de Mafalda: "a un pajaro para realizarse le basta con ser pájaro; a un perro para realizarse le basta con ser perro; pero un hombre para realizarse debe ser médico, zapatero, alfarero, profesor, enfermera, etc..." (bueno, más o menos, que me perdone Quino). La base argumental de esta postura es el libre albedrío que se supone que tenemos los humanos, que no tienen los animales, y gracias al cual podemos elegir a qué tarea queremos dedicar nuestras vidas y qué propósito van a tener, entonces eso sería nuestro trabajo.

Por otro lado, los partidarios de que el trabajo es malo se basan en la existencia de trabajos que nadie quiere hacer, y que en otras épocas era realizado por esclavos. Efectivamente por ese libre albedrío antes mencionado, una vez que todo el mundo ha escogido las tareas que van a darle sentido a su vida resulta que siempre quedan unas cuantas cosillas que hay que hacer por que son necesarias pero que aparentemente nadie va a sentirse realizado con ellas. Algún economista diría que son trabajos marginales (y no es por que los hagan los marginados, o por que se margine a quien los hace, sino por que es el mismo comportamiento que se describe en uno de los libros que parece que los economistas toman como base --lo explica mejor Tim Hardford en su "El economista camuflado").

Resumiendo: hay unos trabajos que a la gente les gusta hacer, pero también hay otros trabajos que hay que hacer pero nadie quiere hacerlos. Antiguamente (más de 3000 años) teníamos esclavos para esos trabajos, ¿qué hacemos ahora?.

Alguien (posiblemente otro economista) diría que hora ofrecemos dinero, pero entonces a mi me parece que algo no cuadra, ¿no ofrecemos dinero también por los trabajos que sí quieren hacerse?, ¿no debería entonces pagarse más esos trabajos que nadie quiere hacer?. ¡Oh!, que casi todos esos trabajos están en los sectores básicos, y si aumentamos los salarios ahí subirán los precios en el resto de sectores. Ah amigo, amigo, amigo.

Y otra posibilidad sería usar maquinaria ya que esos trabajos normalmente son monótonos, repetitivos y se realizan en un ambiente más o menos hostil. Pero desde 1789 hasta 2008 llevamos ¿cuanto? 219 años (afortunadamente ya quedan pocos ludistas :) ) aumentando la cantidad de maquinas y automatización en casi todos los sectores y a pesar de eso parece que aún quedan trabajos marginales realizados por personas ya sea por que no pueden ser automatizados, o por algún otro motivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.